El Tribunal de Cuentas acusa al Prado de “debilidad” en la gestión del patrimonio

'La virgen con el niño y ángeles'.

‘La virgen con el niño y ángeles’.

El periódico El Confidencial ha publicado un artículo donde se expone el resultado de la fiscalización que ha ejecutado el Tribunal de Cuentas sobre la gestión del Museo del Prado. Entre las acusaciones más graves del organismo responsable de juzgar las cuentas públicas, destaca la que señala la “debilidad” en la “gestión de los bienes artísticos” por “ausencia de un organigrama” y de “normas internas que regulen las actividades”.

Explica e insiste el informe en la carencia de normas internas aprobadas po rórgano competente (Real Patronato), porque revela debilidades en el control del museo. Por eso en sus trece recomendaciones que el organismo exige al Prado aparece “aprobar unas normas internas” sobre las actividades técnicas y administrativas que desarrolla, sobre todo en las relativas al ejercicio de la conservación preventiva y la seguridad.

El Prado, por su parte, en las alegaciones a estas aseveraciones, asegura que los procedimientos “se han desarrollado a lo largo de muchos años en la institución”. Asume que esos procesos históricos “pueden normalizarse para conseguir una mayor eficacia y eficiencia en la gestión”, pero, como son procedimientos que requieren “flexibilidad”, es preferible que “no deban tener carácter normativo”.

Puede leer todo el artículo aquí.